Operaciones de rescate de pólizas de compromisos por pensiones

Operaciones de rescate de pólizas de compromisos por pensiones

 

El pensamiento matemático es abstracto, pero también minucioso y pragmático y muy enfocado a la obtención de resultados. En el arte griego, la desproporción era sinónimo de desorden y de fealdad. Únicamente los números racionales eran considerados como tales. El infinito tratado por Aristóteles, innumerables veces citado,  era como la ausencia de límite, sin forma, en otras palabras: el caos. Los números irracionales fueron comprendidos con fundamento y con significado casi dos milenios más tarde. Cuando uno de los más grandes matemáticos, Richard Julius Wilhellm Dedekind, más conocido por su apellido, a finales del siglo XIX, se pregunta qué son los números y para qué sirven, responde que los números son creaciones libres de nuestro pensamiento y sirven como medio para concebir más fácil y claramente la diversidad de las cosas. Las matemáticas son verdades a priori, deductivas y basadas en teoremas con sus reglas de inferencia. Por el contrario, las verdades científicas son empíricas e inductivas. No es suficiente que las teorías matemáticas funcionen. También se supone que deben estar rigurosamente definidas y demostradas de modo que se ajusten al gran estándar deductivo griego. Riguroso significa basar el análisis en demostraciones formales y el razonamiento aritmético y no en la geometría, la intuición o la inducción a partir de problemas específicos.

 

Lo que resulta crucial del pensamiento matemático para nuestro relato es esa idea de que el valor de rescate es el valor de realización de los activos afectos a las provisiones matemáticas, en los contratos de seguros que instrumentan compromisos por pensiones de las empresas con sus directivos. Es costumbre de algunas entidades aseguradoras confundir el cálculo del valor actual de los flujos futuros esperados, descontados a un tipo de interés referenciado a la deuda pública española, con el valor de realización definido en el contrato de seguros y por consecuencia, con el valor de rescate. Esta manera de pensar únicamente determina el nuevo pasivo de la entidad aseguradora a las actuales condiciones del mercado financiero. Nada nos dice de los cambios en el valor de la cartera de activos financieros afecta al contrato de seguros. En estos dos últimos años, en el caso de las operaciones de primas macheadas, el valor de rescate es muy significativo en relación con las aportaciones al contrato para el inicio del periodo. Afortunadamente, no se aprecia fácilmente el arte de la valoración de los rescates o movilizaciones de una entidad aseguradora a otra porque es una excepcionalidad en el transcurso de la relación cliente-empresa y compañía de seguros.

 

La entidad aseguradora reconoce como provisión matemática el pasivo que resulte indeterminado respecto a su importe o a la fecha en que se cancelará. La provisión se valora en la fecha de rescate aplicando las bases técnicas utilizadas para el cálculo de la prima de seguros. Podemos decir que el pasivo calculado por la entidad aseguradora es su valor constituido a efectos actuariales y contables pero, nada nos dice de la variación de los valores de mercado de los activos financieros entre la fecha inicial y la fecha de rescate.   La compañía de seguros invierte en activos aptos según la legislación vigente con arreglo a los principios de congruencia, rentabilidad, seguridad, liquidez, dispersión y diversificación, para dar cobertura a sus provisiones matemáticas. Así pues, el valor de rescate se determina sumando o restando a la provisión matemática el efecto de la variación de los valores de mercado de la cartera de activos financieros  entre la fecha inicial y la fecha de rescate.

 

Son numerosos los conceptos de valoración y gestión de carteras de renta fija, activos financieros aptos por el legislador a primas macheadas para los contratos de seguro que instrumentan compromisos por pensiones. La relación entre la Curva Cupón Cero o Estructura Temporal de Tipos de Interés y la Curva de Rentabilidad. El concepto de la Duración y sus propiedades. Sensibilidad y Duración. Duración modificada. Convexidad de un bono y sus propiedades. Tipos de interés al contado e implícitos o a plazos.  Todos estos conceptos están rigurosamente definidos. La realidad de la valoración se concibe en perspectiva estructurada. Las valoraciones por  operaciones de rescate se dividen y se ordenan sus partes para que sea fácil y con suficiente claridad la comprensión. La conclusión en la valoración del rescate será la constatación que cuanto mayor sea la duración del activo financiero mayor es la subida de su precio o valor cuando las rentabilidades del mercado bajan, y mayor es el descenso en la situación contraria. Las variaciones en el valor de la cartera de activos financieros se sumarán a la provisión matemática en el caso de ser positivas y  se restarán en el caso de ser negativas para determinar de modo fácil y con suficiente claridad el valor de rescate de la operación.

Back

Debe aceptar el uso de las cookies para seguir navegando. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close